Blog | InnWIKItion | Un espacio para mover el cambio

La Relatividad

La mediana, en una distribución estadística, es el valor que está en medio exacto de la distribución, dejando el mismo número de elementos a ambos lados de la misma. Es un valor diferente de la media, que no es ni más ni menos que la suma de todos los elementos presentes en la distribución, dividido por el número de elementos.

Imaginemos que los y las votantes son un conjunto de valores que, claro está, tiene una mediana. Las políticas de un gobierno van a recibir una  oposición, por parte del o de la votante, cuya intensidad la va a venir marcada por la distancia que exista en su forma de pensar y la postura ideológica de ese gobierno. Esto ocurre a ambos lados de su posición en la distribución.

Todo es relativo

Visto esto, parece que lo más adecuado va a ser trazar las políticas pensando en el votante en la mediana, de este modo el gobierno va a conseguir minimizar la intensidad agregada de las oposiciones a sus políticas. En esencia esta es la teoría del votante en la mediana del economista escocés Duncan Black.

Esto ayuda a comprender que es realmente el centro en el espectro político. No existe un libro de principios de orden superior que marque la corrección o incorrección de las políticas.Somos la propia sociedad la que, en base a   creencias y valores propios, poblamos esa distribución y construimos la definición de ese punto central del que nos habla Duncan. Ese punto ideológico central no es un valor fijo. Es un valor que se desplaza siguiendo los cambios ideológicos  de los y las votantes en su conjunto.

Los análisis posteriores a las elecciones municipales y autonómicas del pasado 24 de mayo hablan de una radicalización de los partidos políticos y con ello del electorado que los ha apoyado. Cabe deducir pues que, de algún modo, las posturas ideológicas de estos nuevos gobiernos se han alejado de ese votante en la mediana.

Quizá lo que ha ocurrido es que la mediana, es decir  el escenario ideológico existente, se ha desplazado, por primera vez en mucho tiempo, hacia el lado opuesto del habitual. La respuesta ante la incertidumbre es sencilla,  generar certeza y confianza  o la política del miedo. Ambas opciones conviven y encontrarlas es tan sencillo como modificar la URL de la página que lees o modificar el canal de televisión o radio que sigues.

Lo bien cierto es que se ha producido ese desplazamiento, al que pueden seguir otros, convirtiendo en centralista al hoy definido como radical, y en radical al centrado de hoy.

Todo es relativo.

29. junio 2015 by voroperez
Categories: Organización Social | Tags: , , , | Leave a comment

Cambio

Miras al frente y sientes que todo cambia, o quizá no cambia todo. Cambian simplemente las expectativas. Cambio el camino y cambia el destino. O mejor dicho, cambia el camino y se mantiene la incertidumbre del destino, de llegar a un destino cierto. Pero lo cierto, es que las expectativas cambian.

Cambias?

Cambia el modo en que ves el futuro. Ahora lo ves con mejores ojos, o peores, depende de como lo vieras antes. Cambia aquello que esperas de las acciones de los demás, y con ello cambian tus acciones plausibles. Cambia tu reacción y se enciende tu pro-acción, en fin…cambia.

Cambia tu percepción sobre la percepción que terceros perciben que generas. Cambias tú, cambia los terceros, los segundos,   los primeros. Todo cambia. El cambio trae esperanza, o desasosiego dos conceptos complementarios y para nada antónimos que cambian el contexto de comprensión de la realidad, de tu realidad, de una realidad que cambia, que ha cambiado y que esperas que cambie más.

Coño, todo cambia.

Y me alegro…

27. junio 2015 by voroperez
Categories: Entrada Rápida | Tags: , | Leave a comment

El Individuo y Sus Lindes

Es una percepción personal, que seguramente tendrá su afirmación o contrapartida basada en datos soportados empíricamente, pero que yo presento simplemente como tal: la sociedad del siglo XXI está construida en base a subgrupos nacidos en torno a ideologías, a modos de entender y ver el mundo diferentes. Hasta aquí, perfecto. A eso se le llama diversidad y ésta,  siempre es enriquecedora.

Lo preocupante es la escasa presencia  de voluntades que actúen como neurotransmisores en la sinapsis existentes entre estos grupos. Esto que dificulta en sobremanera la explotación de la fuerza real que esa diversidad tiene para enriquecer la experiencia de vivir. La falta de puentes que actúen como vías de comunicación, como vasos comunicantes que posibiliten equilibrios entre dos o más realidades que viven bajo presiones diferentes y que necesitan desahogar parte ellas para mantener su estabilidad, es una cuestión a abordar y resolver.

lindes sociales - diversidad

Richard Sennett, sociólogo e historiador con cuyo  libro “Juntos” estoy pasando muy buenos momentos, plantea   diferencias entre los conceptos de frontera y linde. Si bien algunos recursos electrónicos – véase diccionarios en internet  – relacionan   ambos términos como sinónimos , Sennett los presenta de un modo diferente: una frontera es un límite relativamente inerte en el que prácticamente no se producen intercambios; un linde es un límite mucho más activo, una zona de intensa actividad biológica, un territorio de alimentación para los animales y de nutrientes para las plantas, una zona de intercambio.

Esta diferenciación conceptual no debe quedar en el ámbito de las opiniones y curiosidades, sino más bien, creo yo, debe abrir reflexiones que nos hagan comprender la importancia de la transformación de nuestros campos fronterizos, personales o grupales, en lindes abiertos, permeables  y ansiosos de intercambio. Percibir internamente una continua permanencia en el linde, a nivel conductual y relacional es un ejercicio de entrenamiento positivo que transformará nuestro modo de comprender el mundo. ¿ Por qué no lo hacemos si tan sencillo parece? No pretendo trazar teorías que más bien corresponden a sociólogos y profesionales de la psicología social, pero si me atrevo a especular para plantear una verdadera influencia de la sociedad que han construido para nosotros y que nos ha transformado en individuos aislados, no cooperantes y, como consecuencia, influenciables.

Por suerte, como dice Serge Moscovici vivimos un tránsito de época mayoritaria, a una época minoritaria. Si bien esta afirmación viene de 1981, en los albores del siglo XXI tiene, si cabe, mayor significación. ´Vemos como cada vez más, minorías activas y poseedoras de criterio propio, sin dogmas pero con principios, son capaces de poblar esos lindes de la diversidad y cambiar el sentido de las influencias, dando la vuelta al sentido tradicional de la mismas. El intercambio en los lindes crea equilibrio, y ese equilibrio es un buen fertilizante para el cultivo de la paz social.

26. junio 2015 by voroperez
Categories: Economía Social, Organización Social | Tags: , , , | Leave a comment

Los 50 Apellidos de la Economía

El pasado viernes 30 de enero, asistí en la Universidad de Valencia a un seminario Organizado por la Profesora Antonia Sajardo, del departamento de Economía Aplicada cuyo título me hizo pensar mucho:  Otras Maneras de Hacer Economía. Entendí este título como una llamada de atención hacia la ruptura de ese dogma que la presenta, a la economía,  como una ciencia aislada e independiente de cualquier otro factor que no sea eso, económico.

Mandfred Max Neef, autor y economista chileno ganador en 1983 del premio Nobel alternativo de economía, en una intervención vía skype que no dejó indiferente a ningún participante en el seminario, defiende  una postura muy diferente a estos planteamientos empezando, como a modo de cuña rompedora por afirmar que la economía no es una ciencia sino simplemente una disciplina de las ciencias sociales.

50 apellidos de la economía

El deterioro del modelo económico en torno al cual hemos construido la sociedad en la que vivimos,  tan cómoda para algunos y algunas, e injusta y discriminatoria para otros, los invisibles, ha provocado un incremento del número de estos últimos hasta cotas que producen verdadero pánico. Este es el motivo principal por el cual la sociedad se siente más sensibilizada hacia el tratamiento de estos asuntos si bien, en momentos previos a la crisis actual el pánico ante la falta de solidaridad ya cundía entre algunos y algunas entre los que me cuento.

La idea es clara, y hoy en día se convertirían en trending topic rápidamente 140 caracteres  capaces de sintetizar en un solo tweet el concepto de una economía diferente a la actual. Una economía alternativa, Social, Ecológica, del Bien Común, descalza, una economía en la que el dinero no es el centro, capaz de equilibrar los factores sociales, ecológicos y ambientales a la hora de trazar los principios que la rigen. Una economía que se mida con un balance diferente, social, ambiental, del bien común, solidario.

Infinitos apellidos, como bien dice mi amigo Raúl Contreras co fundador de la Asociación  Nitúa, para una única palabra, economía, a la que cada uno y cada una de nosotros y nosotras podríamos añadir uno diferente. A mi me gusta hablar de una economía del individualismo colectivo.

Me explico. Creo en la necesidad de la libertad individual para el desarrollo personal en todos los ámbitos de la vida, incluyendo la economía, y la riqueza que aporta al conjunto de la sociedad la propuesta diversa de cada individuo que, de nuevo, libremente quiera aportar. Eso sí, todo ello desde un plano colectivo que prime la solidaridad, la equidad, el respeto al entorno y al medio ambiente. La fusión de estos dos planos con la creación de comunidades diversas entre sí, coherentes en su interior y capaces de aportar constituye esa economía del individualismo colectivo a la que me refiero.

Sea cual sea el apellido que le pongamos a nuestra economía, sean cuales sean los parámetros que se utilicen  para medir su adecuación a los principios en base a los cuales la hemos construido, existe un factor determinante que dará o no validez al modelo que tengamos. Este no es otro que la capacidad del consumidor y la consumidora de realizar esta función, la de consumir, ejerciéndola desde la responsabilidad con su forma de comprender el mundo.

 Esa actuación responsable en el consumo es la clave para el empoderamiento del consumidor a la hora de moldear la oferta de productos y servicios que el mercado ofrece. Así participa y decide en la creación de un modelo de mercado que va a  permitir limpiar otro de los apellidos de nuestra querida economía, la economía de mercado.

@voroperez

21. abril 2015 by voroperez
Categories: Economía Social, Organización Social | Tags: , , , | Leave a comment

Cambiando la Escala

Estas últimas semanas voy un poco liado. A principios de año la directora de mi tesis, Antonia Sajardo, me propuso enviar una comunicación a la Conferencia Internacional de Investigación de la Alianza Cooperativa Internacional. Como soy un tío fácil, pese a que mi trabajo va dirigido principalmente a las Entidades No Lucrativas y con un ingrediente añadido de hambre de conocimiento, me reuní con ella y encontramos un objeto de estudio que me encantó: La utilización del Crowdfunding en el ámbito cooperativo.

El caso es que tras navegar por las principales plataformas y localizar en ellas diferentes proyectos cooperativos que se han financiado siguiendo esta fórmula alternativa, he tenido la gran suerte de poder escuchar de boca de los impulsores de estos proyectos los por qué de la utilización del crowdfunding frente a las fórmulas tradicionales de financiación de proyectos.

Las Cooperativas y el Crowdfunding

Me ha gustado descubrir que hay muchas personas que no se quedan en el deseo, en el proyecto. Personas que deciden ubicar su modus vivendi en un mundo alternativo, en el que se vive con un concepto diferente de la economía, en el que la componente solidaria de la vida tiene un papel especial.

Con todo este trasfondo, comprendo que uno de los factores más complicados para mantener estos valores y principios, es la escala que tiene ese colectivo afín a la economía solidaria y capaz de vivir embebido en los principios que la sustentan, en aquello que representa. Pienso que lo reducido de la escala, en comparación con la labor real que llevan a cabo algunas de estas cooperativas, les obliga a encontrar puntos de encentro con la realidad capitalista que, todavía, impera en la sociedad del siglo XXI.

Lo realmente gratificante ha sido descubrir que existen un doble cambio de paradigma en la sociedad actual. Por un lado un cambio social y por otro tecnológico. La fusión de estos dos nuevos escenarios habilita espacios de desarrollo en los que cabe la transformación de la protesta en acción, el cambio de ideas por proyectos y la materialización de los mismos.Esto hará que poco a poco esa escala, el tamaño del mercado social o solidario, o del bien común o como lo queramos llamar, crezca. Y crecerá hasta el punto que sea la realidad capitalista residual la que tenga que encontrar puntos de encuentro con la nueva economía, una economía ecológica y social.

Es un deseo y un objetivo motivador.

@voroperez

23. marzo 2015 by voroperez
Categories: crowdfunding, Economía Social | Tags: , , , | Leave a comment

← Older posts