Colaborar, compartir… ¿ Consensuar? | Blog | InnWIKItion

Colaborar, compartir… ¿ Consensuar?

En nuestros días existen una serie de términos, dentro del mundo de la empresa, que si  bien conllevan  un conjunto de reflexiones y acciones a desarrollar en la empresa, para mantenernos en la cima del negocio en el siglo XXI, se ha producido de hecho, o al menos así lo percibo en base a mis experiencias personales, una excesiva difusión de los mismos lo que ha llegado a convertirlos en meros conceptos teóricos observados como lejanos, inalcanzables, por  quien realmente debe adoptarlos.

Estos términos no son otros que innovación y colaboración, y aquellos que considero, es posible que de un modo erróneo, que realmente deberían adoptarlos, no son otros que los directivos que gestionan las PYMEs, en muchas ocasiones, los  propietarios de las mismas.

En este post quiero hacer referencia al segundo de estos términos, el de la colaboración- Personalmente llevo más de un año haciendo mis pinitos en este campo con resultados… dejémoslo en “mejorables”, y eso sí, con una continua reflexión y análisis, colaborativo, de por qué ocurre esto. He ido llegando a una serie de conclusiones que, tras leer un artículo de Nilofer Merchant sobre “los ocho peligros de la colaboración”, he constatado que no soy el único loco que las propone.

El artículo habla de ocho puntos que realmente suponen obstáculos para el establecimiento de un sistema colaborativo eficiente, o quizá, en lugar de llamarles obstáculos dejémoslo en realidades obstaculizadoras o miedos  que, tienen modo de ser superadas. El primer punto para ello, es ser consciente de su existencia. Recomiendo la lectura del artículo.

Quiero llamar la atención sobre uno de estos peligros, u obstaculos, o miedos, o… lo que sea, que es el miedo al conflicto. Cuando colaboramos vamos a poner diferentes opiniones, basadas en diferentes conocimientos y vivencias personales, encima de la mesa, y eso va a dar lugar al conflicto, a un enfrentamiento que debe ser manejado constructivamente y para ello, hemos de alejarlo del ego de las personas y orientarlo al objetivo final de la colaboración. Hemos de ser capaces de reconocerlo y abordarlo de un modo coherente.

Me refiero a la necesidad de un liderazgo que sepa gestionarlo adecuadamente,  buscando mentes abiertas capaces de debatir y empatizar con aquellos que proponen algo diferente a lo nuestro y conseguir así un acuerdo dirigido al alcance de los resultados esperados, y no necesariamente al consenso.

 

 

04. diciembre 2011 by voroperez
Categories: educación, Organización Social | Tags: , , , , | Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *

41 − = 37