David goliat - Blog | InnWIKItionBlog | InnWIKItion

David goliat

El ser  humano, es un ser orgánico. Su desarrollo en la vida y su comportamiento depende en gran medida de las condiciones que se encuentra en el entorno en el que vive. Le ocurre igual que a las plantas. Un terreno fértil, con una condiciones climáticas y de cuidado adecuadas, hará que su desarrollo sea más saludable y vigoroso.

La diferencia principal entre el ser humano y las plantas, desde este prisma, es que las plantas no tienen la opción de modificar su entorno, simplemente se adaptan a él, si éste se mantiene dentro de unos límites razonables que posibiliten el desarrollo de la vida. Los seres humanos, si bien nos adaptamos con complacencia  a entornos verdaderamente hostiles,  sí podemos modificarlos. Podemos hacerlo con nuestro comportamiento y actitud, más allá de la realidad política en la que vivamos en cada momento.

Conecta y Actúa

Para ello es imprescindible que interioricemos una serie de principios básicos:

  • La sociedad está compuesta por un gran número de elementos individuales, que experimentan una realidad personal única, más o menos influenciada por estímulos externos, lo que configura la personalidad de cada uno de ellos.
  • Cada uno de esos elementos, a nivel individual, tiene exactamente la misma capacidad de influencia sobre su entrono. Lo que diferencia a unos de otros es principalmente la visión de si mismos en el conjunto global, el rol que cada uno de nosotros nos asignamos a nosotros mismos.
  • La asociación de individuos en grupos de acción – política, económica, social, ecológica,religiosa,  deportiva,… – genera las energías que transforman la sociedad. El número de miembros de esas agrupaciones determinan el peso específico de los cambios provocan, de su impacto en el entorno global.
  • Actualmente, existe un concepto nuevo, a partir de ese asociacionismo, mucho más informal y dinámico . Si es bien gestionado, los cambios que puede provocar son mucho mayores. Estas son las comunidades colaborativas, realidades que parten de algo tan básico como las conexiones múltiples de personas que surgen, en las redes sociales en torno a temas de interés compartidos.
  • A través de estas comunidades podemos compartir ideas, información, formación y colaboración, produciendo así pequeños movimientos locales que van a ir provocando, en nuestro entorno más cercano, cambios que, a nivel global, sería inimaginable conseguir.
  • En un paso posterior, para el que estamos comenzando a estar preparados, esas pequeñas comunidades van a conectar entre ellas, a compartir sus experiencia sobre estos movimientos locales, y el resultado de esta nueva iteración  irá dándole cada vez una mayor proyección al cambio.

Una vez interiorizado todo esto, se trata de exteriorizar que realmente creemos en ello, y actuar.

Los cambios en este siglo, se van a producir partiendo desde las bases, la élites cada vez más van a perder su capacidad de control sobre las grandes estrategias de desarrollo social. Eso ocurrirá sí, y sólo sì actúas.

No se trata de un “David contra Goliat”. Se trata de reconocer que tú, unido a muchos como tú, formas a Goliat.

¿ Qué piensas? Conoces ejemplos de comunidades colaborativas, ya sean virtuales o tradicionales que estén impulsando proyectos de cambio a nivel local? Compártelas

@voroperez

05. Diciembre 2012 by voroperez
Categories: Innovación, Organización Social | Tags: , , , , | Leave a comment