El consumidor que necesitamos - Blog | InnWIKItionBlog | InnWIKItion

El consumidor que necesitamos

Sigo sin hacer “nada”. Mi último “nada” ha sido escuchar a Joan Ramón Sanchis, Catedrático de la Universidad de Valencia y director de IUDESCOOP en una interesante charla que compartió con los asistentes a la presentación de su libro “la banca que necesitamos” y, como no podía ser de otro modo, comprar el libro y leerlo.

Me ha durado literalmente dos sentadas. Lo recomiendo por el repaso histórico que hace a la evolución del sistema bancario español, desde sus orígenes mutualistas y cooperativistas, hasta la banca especuladora y asocial con la que nos toca lidiar en la primera parte del siglo XXI.

Hago referencia a libro por el concepto de “consumidor socialmente responsable” que presenta, y en esto estoy muy de acuerdo con los planteamientos de Joan Ramón, como pieza clave de la evolución de la banca española, y no solo esta, hacia un modelo diferente, un modelo ético y responsable.

el consumidor que necesitamos

 

Si lo piensas fríamente, tu decisión a la hora de optar por una entidad u otra, está dirigida en la mayoría de las ocasiones en las estrategias de márketing que éstas implementan para presentarte lo beneficios “personales” que vas a obtener por hacer tus depósitos en su entidad y no en otra. No te dicen en que va a ser invertido tu dinero, si va a utilizarse para atacar especulativamente a algún país – incluso al tuyo – , si se van a financiar el mercado armamentístico, si se va a ayudar con tu dinero a impulsar una central nuclear, o se va a financiar un proyecto empresarial que va a obtener sus beneficios en base a la explotación de trabajadores en países en vías de desarrollo – algún día hablaremos sobre ese “desarrollo” en el que algunos están todavía en vías-. La clave es conseguir que te preocupes de tí, que te importes tú, y que no mires más allá de la punta de tu nariz.

Un consumidor socialmente responsable sí se preocupa por estos aspectos, y toma sus decisiones de un modo mucho más social, pensando en algo más que el interés que va a recibir por su depósito o en las condiciones ventajosas que puede obtener para endeudarse en base a su “historial bancario”.

Yo quisiera llevar esta figura, la del consumidor socialmente responsable, más allá de la banca, y ponerlo en la puerta de un supermercado, en una estación de servicio, pagando su factura eléctrica, haciendo…. Cada pequeño acto en nuestra vida implica una actitud que da forma poco a poco al modelo de sociedad en que vivimos.

Nuestros actos individuales tienen un gran peso en este modelado y son la principal y más poderosa arma que tenemos para provocar un cambio de sistema, un cambio de modelo de vida, hacia un modelo más social, solidario y sostenible. Pregúntate si realmente quieres ese cambio o si, por el contrario, prefieres el mundo de corrupción, explotación y diferencias sociales en el que vivimos.

Si esto es así, si quieres un cambio, actúa como consumidor socialmente responsable durante 30 días, nada más. Evalúa tu modelo individual de vida, pregunta y averigua a donde va tu dinero, donde termina el importe que pagas por la cesta de la compra, que hace la compañía eléctrica con la que operas para preservar el medio ambiente y contribuir a la sostenibilidad – pero, no te dejes engatusar por los programas de responsabilidad social corporativa -.Este es el mayor poder con el que cuenta la sociedad civil, mucho más poderoso que la papeleta que cada cuatro años introduces en una urna para seleccionar al próximo que te va a decepcionar.

02. Agosto 2013 by voroperez
Categories: Economía Social, Innovación, Organización Social | Tags: , , , , , | 1 comment

One Comment

  1. Pingback: Cambiando desde lo pequeño | Blog | InnWIKItion

Leave a Reply

Required fields are marked *


− 2 = 3