Coca Cola no, gracias | Blog | InnWIKItion

Coca Cola no, gracias

Intento no seguir las noticias – defiendo la virginidad de mi burbuja personal en la que trabajo con valores y principios – y es imposible que no lleguen a tus oídos, por la infinidad de canales con los que contamos hoy en día, situaciones curiosas como la que se ha creado en Coca Cola y su reestructuración interna. Utilizaría otros adjetivos, muy diferentes a curiosa para describir la percepción que tengo de esto, pero a esta altura del post aún mantengo la educación.

Me parece perfecto que, dentro de la libertad de la empresa privada, decidan hacer una reestructuración de plantilla basada en estrategias a medio plazo y bla bla bla Es lo que tiene la iniciativa privada, basada mayormente en una visión de las empresas centrada únicamente en la economía. En ese caso, si quieren rescindir el contrato a un número determinado de trabajadores, que lo paguen; una vez más entra en juego la desastrosa reforma laboral allanadora de  caminos para el desarrollo efectivo del capitalismo feroz y asocial y que facilita estos movimientos.

Esto se rompe

Bien, aquí es donde entra el consumidor y su empoderamiento. Podemos hacer pagar estos desmanes a cualquier compañía que muestre su asocialidad, simplemente no utilizando sus servicios, no comprando sus productos. Siguiendo con la idea del individualismo colectivo, este es un ejemplo más de la fuerza que puede conseguir la sociedad con pequeños movimientos conectados en torno a un fin común. En mi perfil de facebook planteo la idea de dejar de consumir, como reacción a la asocialidad de Coca Cola, cualquiera de sus productos y mostrar así, tanto a la empresa como a nosotros mismos que, quien tiene la sartén por el mango somos los consumidores.

Modificando nuestros hábitos de consumo podemos modificar el modo en que los proveedores de productos y servicios nos tratan. Todos nos escandalizamos cuando vemos desahucios y, sin embargo, seguimos manteniendo nuestros ahorros en los bancos que los están ejecutando -¿ no conoces la banca ética? –  Nos escandalizamos del precio de la energía, y seguimos comprándola a un grupo de empresas cuyo objetivo es aprovechar su posición privilegiada para exprimir nuestros bolsillos en base a conceptos inventados por ellos y que la mayoría de los ciudadanos ni entendemos ni aceptamos. – ¿ no conoces las cooperativas energéticas?. Así podríamos seguir hasta el infinito, desde el sitio donde pones gasolina a tu coche hasta la tienda donde compras tus alimentos, solamente hace falta creer.

Creer que podemos actuar conjuntamente y dejar de, simplemente,  criticar con la boca pequeña. Creer que podemos hacer que se produzca un trasvase de volumen de negocio hacia las alternativas éticas y sociales y provocar así el crecimiento de estas. La base está en las creencias de cada uno de nosotros, y nuestra capacidad de transformarlas en una fuerza colectiva de un volumen tal que sea capaz de marcar el rumbo de las cosas.

Pero claro, para todo eso, es necesario que te importen las personas. ¿ Te importan? ¿que piensas?

 

 

26. enero 2014 by admin
Categories: Economía Social, Organización Social | Tags: , , , , | 1 comment

One Comment

  1. Pingback: El Lenguaje y Sus Reflexiones | Blog | InnWIKItion

Leave a Reply

Required fields are marked *

+ 3 = 13