El poder paralizador del botón like - Blog | InnWIKItionBlog | InnWIKItion

El poder paralizador del botón like

El domingo pasado, día 1 de marzo de 2015 , tuve la gran suerte de estar presente en un momento que creo que será histórico. El acto de constitución de la Associació Valenciana per al foment de l ‘ economia del bé comú, un grupo de personas comprometidas que observan el mundo desde un prisma diferente,  minoritario y dispuestos a entregarse de lleno para que esta forma de observar esta disciplina, que no ciencia ( la economía ),  se transforme en la norma general, el estándar, el modelo a criticar por que es el que está implantado… todo llegará.

Mi referencia a este evento no tiene más interés que remarcar unas palabras que la presentadora del evento, cuyo nombre no recuerdo ( cosa de la que me avergüenzo por que es un delito no recordar el nombre de una persona con esa capacidad de transmitir y cautivar ), dedicadas a Christian Felber, principal propulsor de esta linea de pensamiento. Pues bien, la presentadora decía refriéndose a la dedicación de Christian a trabajar por la causa,”más allá del esfuerzo está la entrega“.

Es algo que me hizo pensar en mi grado de esfuerzo, y si en algún caso llega al punto de entrega, en todo aquello en lo que estoy involucrado y que está directamente relacionado con los valores y principios en base a los que vivo y educo a mi hijo y mi hija. Me pongo un 7. Tengo mucho que mejorar, y se por donde empezar.

Sigue el enlace e involucrarte - no necesitamos likes

Me he dado cuenta de como, de un modo inconsciente, cuando encuentro algún post en las redes sociales, principalmente en facebook, con el que me siento identificado, que denuncia aspectos que considero indignantes, al pulsar al botoncito like, doy por cubierta mi implicación en este asunto y… me siento feliz y comprometido. Eso me ocurre en muchas ocasiones, no se si es algo con lo que te puedes sentir identificado o identificada. Por desgracia, un millón de likes no paran un desahucio, no evitan la privatización de la sanidad, no quita las concertinas en las vallas ( o mejor aún, no hace desaparecer esas vallas), no acaba con la violencia de género, no….pon aquí lo que quieras.

Para cambiar las cosas, si es que realmente queremos que cambien, debemos ir más allá de like, dejar de ser activistas de sillón, salir a la calle, coger herramientas y trabajar. Trabajo que va más allá de la queja, trabajo que empieza por un objetivo, pasa por el esfuerzo y acaba en la transformación de aquello que te importa. No es alcanzar el objetivo lo que nos mueve, es el camino en sí.

Un esfuerzo que  puede consistir en trabajo, en ayuda económica, en… tantas cosas. Me siento mal, muy mal cuando invito a las personas, a través de facebook, a participar en algunos proyectos que necesitan, bien apoyo personal bien financiero y consigo muchos likes y sin embargo, ni una sola implicación directa. Por una parte asumo mi responsabilidad de falta de capacidad para movilizar personas, pero me entristece enormemente la otra parte de la ecuación. Aquella en la que el activismo de sillón impera sobre una realidad que precisa de cambios, y los cambios precisan de entrega, y la entrega precisa de esfuerzo y el esfuerzo de actores comprometidos. Un compromiso que vaya más allá de un click a un botón.

Eso sí, tenlo claro, un like no mueve nada.

@voroperez

04. Marzo 2015 by voroperez
Categories: Agroecologia, Economía Social, Organización Social, rebelión | Tags: , , | Leave a comment