Blog | InnWIKItion - Un espacio para mover el cambioBlog | InnWIKItion | Un espacio para mover el cambio

Releer el sistema

Me gusta releer algunas obras. Es un ejercicio sanísimo, que te permite extraer nuevas ideas y contenidos de textos con los que ya te has encontrado en algún momento anterior de tu vida. Lo mejor de ello es la provocación que se genera con la relectura de estos escritos y sentir como se generan  nuevas reflexiones, acordes a un contexto global y personal diferente a aquel en el que te encontrabas en el momento de la anterior lectura.

La primera vez que leí a Ivan Illich fue allá por el verano de 2014. Desde entonces un montón de cosas nuevas han pasado en el mundo y en mi vida. Esto me ha dado un prisma diferente a través del cual entender, a mi manera, distintos matices del pensamiento de este autor y pintar con ellos realidades en torno a las cuales vivo, reflexiono y actúo cada día pasado.

Me asombra la visión que Illich tuvo ya en su momento sobre el modo en que las herramientas, que en principio han sido creadas para mejoras la vida del hombre y de la mujer, se han vuelto en su contra y se han convertido en elementos opresores que alinean al ciudadano y le convierten en súbdito sumiso y poco crítico.

Releer

Herramientas como la energía, la educación, la sanidad e, incluso, las propias instituciones, la propia administración. Herramientas que, dentro de un umbral adecuado de utilización, suponen un cauce de mejora y orden en la sociedad, pero que del mismo modo se transforman en obstáculos de desarrollo personal y grupal una vez sobrepasado un segundo umbral. Este es aquel que marca los excesos en su uso, abriendo así la puerta a las corruptelas.

El objetivo es claro, llegar a hacernos creer que no existe otra opción, que tenemos sí o sí, que seguir los dictados que emanan de mentes que se dicen superiores, que promulgan su verdad absoluta,  de privilegiados que nos cuidan y nos dirigen, que saben lo que es bueno, lo que nos va a permitir vivir en base a lo importante. ¿ La realidad? Privilegiados que defiende únicamente sus privilegios.

Se puede pensar diferente, devolver a la herramienta a su sitio, pensar fuera de la caja, y actuar reflexivamente pero, eso sí, actuar. Decidir vivir en un sistema alternativo , en el que se puede vivir por mucho que el mainstream lo niegue.

Una buena opción es releer también el sistema y entender así muchas cosas.

08. febrero 2016 by voroperez
Categories: Economía Social, rebelión | Tags: , , , | Leave a comment

La Mascletà Ciudadana #DeLHortaaLaPlaça

Si has pasado hoy, domingo 31 de enero de 2016, por la Plaza del Ayuntamiento de Valencia te habrás quedado de piedra al ver la inmensa multitud de valencianas y valencianos que hemos decidido disfrutar de ella, de la Plaza, en una jornada sin precedentes y, esperemos que sí con muchos postcedentes*.

Un guiño al disfrute en libertad de los espacios públicos, que nos pertenecen a todas,  que durante mucho tiempo han permanecido olvidados, bien por inacción del gestor de turno, bien por la indiferencia fertilizada con alternativas privilegiadas en manos de colectivos de esos que están siempre debajo de la taula.

Hoy ha habido, igualmente, privilegios para dos colectivos. El primero ha sido la economía valenciana, por el gran impulso que se ha dado con esta jornada al sector productivo de la agricultura ecológica de Valencia y su área metropolitana (seguro que también los había de lugares más lejanos) habilitando la Plaza como espacio de encuentro con su consumidor potencial, desconocedor en muchas ocasiones de la realidad de nuestra agricultura. ¿ Has oído eso de #HortÉsFutur ?

El otro gran privilegiado ha sido el pueblo valenciano que, adicionalmente a la recuperación de un espacio emblemático,   ha conseguido acceder a un espacio donde se han aglutinado ofertas alternativas de economía que le ayudan a pensar fuera de la caja.

Uno vuelve a creer que la transformación social en la que cree y por la que trabaja, es posible. Falta un largo camino por recorrer hasta llegar a configurar un mundo diferente, donde la economía se encuadre de facto en el marco social. ¿ El objetivo? Volver a un mundo donde valores como solidaridad y equidad estén presentes en la mayoría de los idearios individuales y ello impulse a la ciudadanía hacia la creencia en la justicia social como valor colectivo  imprescindible.

La mascletà que se ha disparado hoy en Valencia en solo un punto de partida.

*Me lo acabo de inventar, no lo busques en ningún diccionario. 😉

31. enero 2016 by voroperez
Categories: Agroecologia, Economía Social, Organización Social | Tags: , , , | Leave a comment

La letra pequeña

Vivimos en una sociedad verdaderamente afortunada. Productos financieros espléndidos, vehículos con unas condiciones de compra inmejorables, seguros que te dejan con lo boca abierta. Todo es perfecto, o al menos, eso parece.

Te reto a un ejercicio de responsabilidad, lee la letra pequeña de cualquiera de esas fabulosas promociones, ofertas y sensacionales propuestas que te llegan a través de los medios tradicionales cada día. Es difícil, ya que la velocidad a la que pasa por debajo de la pantalla de tu televisor la letra pequeña que las acompaña, hace casi imposible, por utilizar un expresión educada, su lectura. Siempre puedes acudir a un medio escrito, sacar esa lupa que te regalaron en tus años de tierna infancia, y ejercitar los músculos de tus ojos para intentar distinguir, entre esas diminutas líneas negras uniformes que hay al pie del anuncio, una serie de condiciones adicionales a la oferta que, lamentablemente, ya no son tan atractivas.

Cuando termines el ejercicio, vas a darte cuenta de la ignorancia y dejadez con la que actuamos, la mayoría de las ocasiones, en nuestro rol de consumidor o consumidora. Una buena publicidad consigue, por una parte, engancharte para la adquisición de un producto, y por otra, anular la parte crítica de nuestro ser y frenar en seco nuestra curiosidad. ¿ Para qué preocupar de lo que hay detrás de este producto o servicio, si me están presentando una oferta que no puedo rechazar?

Eso sí, me considero una persona coherente y preocupada por su entorno ya que, habitualmente firmo  en change.org todas aquellas campañas que llegan a mi a través de facebook, para parar un desahucio, o para protestar por la venta de armas, o por las prospecciones petrolíferas, o por el impuesto al sol, o por… Cuando compramos, que es cuando debemos pensar en todo esto, es cuando no lo hacemos.

La letra pequeña

¿ Te has parado alguna vez a pensar cual es el coste real de los productos y servicios que compras o contratas? Si lo haces, verás que con el precio que pagas, únicamente estás cubriendo una parte del coste real de estos bienes. Habitualmente, la parte del coste correspondiente al impacto social y ecológico de tu compra, no está incluido en el precio que pagas. De ser así, seguramente no lo comprarías. Esos costes ocultos se socializan y su precio queda como herencia a lo vamos a pagar después, entre todos y todas.

Te propongo otro ejercicio para acabar con esto, es sencillo, Simplemente, antes de comprar algo, lo que sea, o de contratar algún servicio, dedica 5 minutos a reflexionar sobre los valores sobre los que has construido tu vida y , una vez los tengas claros, simplemente filtra a tus proveedores con el cedazo que estos conforman. Te sorprenderás de la gran cantidad de proveedores habituales, con los que te encuentras muy a gusto, que vas a abandonar por no sentirte en absoluto representado, o representada, por los valores y principios inherentes a su forma de desarrollar la actividad con la que genera sus ingresos.

Es todo un reto aceptar todo esta con cierta seriedad, más aún, cuando es un humilde ciudadano, igual que tú,  quién te lo está diciendo. Frente a esta realidad tienes millones de mensajes publicitarios impactando en tu cerebro diariamente, con mucha letra pequeña, y con un gran componente anestésico.

Sé que es difícil, porque reconocer el poder que tienes como consumidor, va a hacer que te des cuenta de la gran responsabilidad que tienes en la configuración de la sociedad en la que vives. No todo el mundo quiere esa responsabilidad. En ella, no hay letra pequeña.

10. enero 2016 by voroperez
Categories: educación, rebelión | Leave a comment

No a las Guerras

Sin guerras no hay refugiadxs. Sin violencia no hay violentxs, ni violentadxs. Desde el movimiento ciudadano Valencia Ciudad Refugio sigo trabajando, preparando las infraestructuras físicas y sociales necesarias para ofrecer una correcta acogida a los refugiadxs que, espero que a la mayor brevedad posible, lleguen a nuestra ciudad.

Valencia Ciudad Refugio, en mi opinión, continua trabajando para que esa llama de dignidad y justicia que por fin prendió en todxs nosotrxs, intensifique su fuerza y resista, a pesar de los jarros de agua que vierten sobre ella, día si y día también, las administraciones con su inoperancia y su incapacidad, algunos medios de comunicación con sus torticeras interpretaciones de la realidad, y una minoría de ciudadanos que siguen viviendo preocupados únicamente del mantenimiento de su statu quo personal.

No a las Guerras

Hoy ha sido un gran día, una gran tarde. Hoy, desde Valencia Ciudad Refugio, se ha convocado a la ciudadanía a participar en la filmación de un vídeo. Un vídeo que simplemente muestra el respaldo individual a un objetivo colectivo, en el que ha participado suficientes personas como para constatar que, aquella explosión ciudadana del Colegio Jesús y María, sigue ahí, ganando fuerza, experiencia e implicación.

Vas a poder ver este vídeo el próximo sábado día 3 de octubre en Guernica Playa, en el festival Loves Jamaica que va a donar gran parte de la recaudación para ayudarnos a ofrecer dignidad y justicia a los olvidados, a los descalzos del siglo XXI, personas a las  que nosotrxs mismos, hemos desposeído de zapatos.

Anímate, acude con amigxs, arrástralxs y déjanos enseñarte que es lo que hace Valencia Ciudad Refugio, y por qué lo hace.

No a las guerras

Fuente: valenciaciudadrefugio.org

Autor: @voroperez

29. septiembre 2015 by voroperez
Categories: Organización Social, rebelión | Leave a comment

Erase una vez… un tiempo de cambio

Erase una vez, en un bonito país…. A partir de esta entrada procede un relato bello, lleno de personajes especiales, viviendo en un mundo especial, momentos especiales y, a buen seguro, con final bello y especial.  Un relato en el que podemos hablar de muchos de nuestros sueños y anhelos, donde los personajes especiales somos nosotros, nosotras, las nuestras y los nuestros, y donde, sin saber bien porqué, se hace realidad parte de nuestro imaginario.

Ha pasado ya este caluroso verano y, el que más y el que menos ( o la que más y la que menos ) volvemos a una rutina más o menos atractiva, más o menos desafiante. Sí,  la rutina puede ser desafiante en base al modo en que afrontemos la vuelta a la actividad habitual, a la vida ordinaria, al día a día.

La mayoría planteamos objetivos de cambio, en nosotros en nuestro entorno. Pensamos mucho sobre ello, pros y contras, esfuerzos y recompensas, buscando el valor que incline la balanza para justificar el comienzo de la acción desafiante. Esa que produce el cambio. Esa que encuentra en su camino infinitas salidas, plenamente justificadas, para su abandono.

Incluso a veces, más allá de pensar, actuamos poniendo en valor todo lo propuesto. Cargados de valentía, todo lo podemos.

Otros y otras  son más osados, u osadas, y pasan directamente a la acción convirtiéndose así  en activistas irreflexivos ( as ) movidos por la adrenalina u otras hormonas cuya presencia hace saltar un mecanismo de huida hacia adelante en busca de un nuevo yo.

Paulo Freire

Paulo Freire, uno de los más destacados pedagogos del siglo XX, habla de la praxis, entendiéndola a modo de  comunión entre la reflexión y la acción, como parte del camino realmente transformador que permite cambiar el mundo, que nos permite cambiar a nosotros mismos. Dice Freire que ”la palabra verdadera es la praxis, porque los hombres deben actuar en el mundo para humanizarlo, transformarlo y liberarlo”.

Un buen objetivo pos vacacional es leer el mundo con nuestro alfabeto, y con el de aquellos que realmente nos importan, reflexionar sobre él y actuar para cambiar aquello que crees que debe cambiarse. Superar la confortabilidad del like de Facebook y ser capaces de asumir responsabilidades auto impuestas y, a ser posible, compartidas. Salir del inmovilismo, de la paz del conformismo, de la comodidad de la negación.

Así cambiaremos algo. En nosotros y/o en nuestro entorno. Abandonando la paz del “pan y circo” del siglo XXI – fútbol y realitys – y tomando conciencia de quienes somos, donde estamos, quienes queremos ser y donde queremos estar. Es una buena forma de comenzar a escribir el cuento del resto de tu vida.

08. septiembre 2015 by voroperez
Categories: rebelión | Leave a comment

← Older posts